¿Inteligencia Múltiple?

En la “teoría de las inteligencias múltiples”, la inteligencia es vista desde diferentes puntos, semi-independientes:
 
  • Inteligencia Musical 
  • Inteligencia Lingüística o verbal
  • Inteligencia Lógica
  • Inteligencia Naturalista
  • Inteligencia Corporal (Cenestésica)
  • Inteligencia interpersonal
  • Inteligencia Especial
Todo esto, está contenido de manera total o parcial dentro de lo que comúnmente llamamos Inteligencia Emocional.
 
La Inteligencia Emocional, es la habilidad que tiene una persona para entender y manejar lo que siente, en cualquier ámbito de la vida. La predominancia de alguna por sobre otra, va a depender de su espacio social y el entorno en donde cada persona se maneje, o bien por un don.
En cada contexto, se utiliza un tipo de inteligencia distinto. Ni mejor ni peor, pero sí distinto. La brillantez académica, en sí, no lo es todo a la hora de desenvolverse en la vida. Hay gente de gran capacidad intelectual pero incapaz de incrementar el capital; por el contrario, hay gente menos brillante intelectualmente, que triunfa en el mundo de los negocios o en su vida privada o en la música, por ejemplo. La medición de capacidad cognitiva, no se identifica en ningún punto, con los otros tipos de inteligencias múltiples.
Adoptar una actitud empática y social, nos brindará mayores posibilidades de de desarrollo personal y nos llevará a cualquiera de las demás inteligencias.

¿ Se puede adquirir?

Tener autocontrol emocional, no es lo mismo que tener exceso de control; este exceso genera la extinción de todo sentimiento o emoción espontánea. La gente que sofoca sus sentimientos, eleva su ritmo cardíaco y cuando esta represión emocional adquiere carácter crónico, puede llegar a bloquear el funcionamiento del pensamiento y alterar cualquiera de las inteligencias múltiples  y no será fácil interaccionar con nuestros semejantes. Por el contrario, la competencia emocional, o inteligencia emocional, implica que tenemos la posibilidad de elegir cómo expresar nuestros sentimientos y desarrollar cualquiera de las inteligencias múltiples, lo que nos permitirá madurar en otros aspectos y contextos de la vida.
Si bien, la inteligencia emocional incrementa con la edad cronológica  y la madurez de cada uno en diferentes hábitos cotidianos y  en diferentes áreas, a veces, nos damos cuenta, que no se muestra lo suficientemente acorde; esto es algo muy común y es un problema que tiene solución. Se puede aprender a regular las respuestas emocionales, una manera es cambiando de hábitos y enderezando el pensamiento; lo importante es admitir el problema, y usar nuestros tips para salir en busca de una respuesta positiva.
 
Por. Lic. Mayra Malinar Quilez
 
Para más información sobre nuestras capacitaciones abiertas al público o a medida, puedes contactarnos a  <cursos@nissigroup.com.aro bien en nuestro link de Contacto.

Dejanos tu comentario